martes, 24 de septiembre de 2013

Etapa 20:San Martin del Camino - Astorga


Reflexión: "Después de 20 etapas me estoy dando cuenta que mis piernas están duras como una piedra. Mis hombros los tengo un poco contracturados. El tendon de aquiles me esta aguantando bastante bien. Todos los días cuando llego al albergue noto que el cuerpo necesita descansar. Sin embargo veo que el cuerpo se ha acostumbrado a recuperarse, porque sabe que al dia siguiente empieza una nueva etapa. El cansancio acumulado no impide que nos paremos, porque hay  fuerzas mas potentes que el musculo: EL CORAZÓN  y mis COMPAÑEROS. El compañerismo que tenemos en nuestro equipo es digno de mencionar. Espero que, aun con dolores en el cuerpo, que ya forma parte de nuestras vidas, cumplamos nuestro objetivo: llegar a Santiago".

Hoy nos hemos levantado un poco antes, con la idea de estar expuestos al sol lo menos posible.
Felix, Jaime y yo salimos a las 5:30h de la mañana. Esteban y Antonio prefieren salir mas tarde y desayunar en el albergue.
Esteban nos cojera en la entrada a Astorga porque esta muy fuerte, sin embargo, Antonio llegara bastante mas tarde.

Hemos estado andando de noche 2horas y media. Las dos primeras horas han sido horrorosas. El camino iba paralelo a la carretera y la N-120 estaba plagada de coches, por lo que hemos tenido que sufrir el ruido y las luces durante bastante tiempo.

Por fin, despues de haber andado 7 Kms, llegamos a Puente Orbigo donde hay un puente llamado " Puente del Passo Honroso" con una ilumionacion  de led que inunda la piedra de luz. Aprovecho para hacer una foto a mis compañeros.


Todavía de noche y a pesar de haber algún bar abierto en el pueblo, decidimos seguir adelante con nuestras entretenidas conversaciones. Jaime nos dice que ha tenido mucha suerte de conocernos en el camino. Lo veo sufriendo con su enorme mochila, pero feliz por estar con nosotros.

Paramos a descansar en  Villares de Orbigo. Esta vez no queremos parar en ningun bar y preferimos descansar, a penas 5 minutos, en el camino.

Al reanudar la marcha, lo hacemos con una pequeña cuesta y es, un poco mas adelante, donde nos paramos para contemplar un bonito amanecer.
Lo que ayer nos quito la ciudad, hoy nos lo ha dado el campo.


Sin darnos cuenta el paisaje esta cambiando.Caminamos por pistas alejadas de la carretera. Nos acompañan pinos, chopos y carrasca. En fin que con el verde a nuestro lado y las montañas que se van viendo cada vez mas proximas, hace que nos levante la moral.
Y para sorpresa nuestra, nos econtramos en el camino lo que habiamos perdido en tierras navarras. Nos da mucha alegria y fotografiamos el momento.


Seguimos subiendo la cuesta que, aunque no muy empinada, si que es un poco larga. Hasta que nos encontramos con un caballero templario, que incita a hacerse una foto.


Después de un poco mas de cuatro horas andando decidimos hacer otra pequeña parada, no sin antes aparecer en el camino lo que yo llamo oportunistas del peregrino y que hace días que no los veíamos.
Esta gente se dedica, por su cuenta, a montar un chiringuito, mas o menos llamativo, para vender al peregrino bebidas, fruta,..


Muchas veces estos chiringuitos los suelen adornar con carteles como el de la foto.


Después del pequeño descanso de 5 minutos y atravesar la parte mas alta de los montes que estamos recorriendo, nos encontramos con unas bonitas vistas de la ciudad de Astorga, donde nos hacemos una foto en el mirador del Crucero de Santo Toribio.


Cuatro Kms nos quedan para llegar al albergue, al menos eso es lo que nos dice  un hombre que, con una guitarra, nos sorprende cantando una canción dedicada al peregrino. Todo para que le echemos una moneda.
La entrada a las ciudades siempre se hace pesada, aunque hay que decir que esta ha sido mas entretenida por las vistas tan bonitas que tiene Astorga.


Llegamos al albergue después de haber marchado durante 6 horas a un paso suave que nos ha permitido ir junto a Felix durante todo el camino.
Elegimos el albergue municipal que está muy bien. Nuestra sorpresa es que por primera vez vamos a dormir los cuatro juntos en una habitación para nosotros solitos.
Merece plasmar en una foto el albergue.


Por la tarde, después de descansar un poco y de redactar esta etapa en el blog, nos vamos a ver la bonita ciudad de Astorga.



Como vereis el italiano Carmani se une con nosotros, cada vez que nos ve. Le proponemos que nos haga pasta para esta noche y acepta.


Como siempre, pronto a la cama. Pero no quiero despedirme sin antes deciros que mañana, si no hay blog, es porque es un pueblo muy pequeño y probablemente no haya cobertura

7 comentarios:

  1. ...no, majo, no...no señor....tu no te libras de escribir una crónica en tu blog todos los días. Busca cobertura en alguna esquina que seguro la encuentras.
    ¡Buen Camino Berciano!

    ResponderEliminar
  2. si no hay cobertura te metes en la iglesia como el otro dia jajaj

    ResponderEliminar
  3. No nos puedes dejar plantados, Caballero Templario!

    ResponderEliminar
  4. Como ves,al final hemos conseguido dominar las nuevas tecnologias!! Que ganas,coño!!

    ResponderEliminar